Terapia Infantil

1/4
“No puedo pensar en ninguna necesidad de la infancia tan fuerte como la necesidad de protección de un padre.”

Sigmund Freud

En el proceso de desarrollo infantil los niños pueden manifestar problemas de conducta, de relaciones y adaptación social o comportamientos inusuales o extraños que aparecen sin una aparente explicación 

En estos casos es posible que el niñ@ este atravesando dificultades en su entorno escolar o que alguna situación de la vida familiar le este afectando aun cuando no exprese abiertamente nada al respecto y parezca que no le está afectando.

En los niños muchas veces el problema radica precisamente en el desconocimiento de los padres de sus problemas o en que el niño no expresa como se siente pensando que callando evita crear problemas a los adultos. Es necesario alcanzar a escuchar al niñ@ para poder acceder a su mundo interior y poder comprender de que manera le pueden estar afectando cosas que para un adulto no parecen ser tan importantes.

Mi aproximación al trabajo con los problemas de los niñ@s menores de 14 años es realizando la terapia con los padres intentando abordar una mayor comprensión de los problemas y descubriendo el mejor modo de ayudar a sus hijos. Parto del convencimiento de que los padres son los mejor cualificados para entender y ayudar a sus hijos y que éstos precisan de unos padres en los que confiar mas que en un profesional ajeno a su hogar.

 

Los padres tienen la posición privilegiada de compartir el dia a dia con sus hij@s y de ser los seres que mas los quieren y que mas estarían dispuestos a hacer lo que fuera necesario para conseguir el bienestar de sus hij@s.

 

Siempre que ese camino no esté imposibilitado por causa mayor, el trabajo con los padres permite que ese trabajo se lleve a cabo dia a dia y esa continudad en la relación es mucho mas efectiva que asistir una o dos sesiones a la semana con un psicólogo.

Terapia de Familia

1/3
"La comunicación es a la relación lo que la respiración a la vida"

Virginia Satir

A menudo en la experiencia cotidiana descubrimos que los problemas de un miembro de la familia repercuten de manera importante en otros miembros de la familia y eso en el doble sentido de que se resienten otros miembros familiares y también en el sentido de que el modo en que se involucran o no otros miembros de la familia también tiene influencia en la mejora o empeoramiento de la condición de la persona que aparentemente mas manifiesta el problema y mas necesitada esta de ayuda psicológica. Es por ello que en ocasiones la mejor manera para comprender una situación problemática en una familia y para buscar una vía de solución a los problemas planteados es una terapia que incluya a todos los miembros de la familia. 

De esta manera la terapia se convierte en un espacio de ayuda y soporte para atender los sentimientos de todas las partes implicadas y para poder encontrar, entre todos, caminos y alternativas que resulten beneficiosos para todos y no se generen situaciones en las que la mejora de un miembro de la familia se haga a costa del sacrificio de otra.

En muchas ocasiones sucede que los problemas tienen que ver mas con las relaciones dentro de la familia que con la persona en si. Es decir que las personas desarrollan vidas normalizadas a nivel social, educacional o laboral pero es en el seno de la familia donde las relaciones se manifiestan conflictivas, agresivas o dañinas para alguno de sus miembros. Entonces resulta necesaria la participación activa de todas las partes en el proceso de la terapia para poder abordar las fuentes del conflicto y alcanzar vías de resolución.

®

C/ Camarena 96. Bajo

28047, Madrid.

elcuidadodelalma@gmail.com

  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
  • Wix Google+ page

Psicología del Alma