Terapia con Adolescentes

1/4
“El dia en el que un niño se da cuenta de que todos los adultos son imperfectos, se convierte en adolescente”

Todos estamos familiarizados con las dificultades de la relación con los hijos adolescentes.

La adolescencia es un período de la vida de las personas en el que se producen cambios muy profundos. Estos cambios se producen en mútiples niveles

A nivel físico los cambios hormonales van a producir un cambio radical en la apariencia del propio cuerpo que a menudo resulta difícil de asimilar y que genera cuestionamientos en relación al grado de atractivo personal y la capacidad de generar atracción o rechazo. Junto a ello la irrupción de la sexualidad adulta y el despertar de la vida instintiva supone una exacerbación de la manifestación de la agresividad y de los deseos sexuales. Esto afecta profundamente la vida emocional del adolescente y se manifiesta en la aparición de dificultades en las relaciones con otras personas y en sus reacciones intensas, y a menudo desproporcionadas, ante sus frustraciones. 

A nivel psicológico, el adolescente, empieza a reivindicar su identidad única y separada de la de los padres, lo que inevitablemente, hace surgir en los padres la frustración y la preocupación de ver como los hijos se distancian y rechazan aquello que los padres querían para ellos. Este conocido conflicto generacional va a suponer un reto tanto para los hijos como para los padres en el esfuerzo de comprender, aceptar y amar a sus hijos tal como son y no tal como ellos hubieran deseado que fueran.. 

Los conflictos emergen en relación con los gustos personales ideológicos o estéticos. La defensa apasionada o incluso irracional en ocasiones de sus propios deseos a menudo entra en contradicción con los deseos de los adultos que les rodean. El adolescente, en búsqueda de su propio yo, se reivindica a través de fuertes enfrentamientos con los adultos que han constituido las personas de referencia en su infancia.

 

Los adolescentes muestran una exaltación de sus deseos y de opiniones como si la vida estuviera en juego y es por ello que con frecuencia chocan con los adultos cuando estos pretenden establecer unos límites a sus deseos, aspiraciones, ilusiones y búsquedas personales.

La adolescencia es un periodo de la vida donde aparecen fuertes inseguridades y ansiedadesante todos los cambios intensos y profundos que tienen lugar en un breve espacio de tiempo y que requieren un proceso de maduración psicológica para ir aceptando e integrando las nuevas vivencias. 

Esta dificultad del adolescente para poder entender e integrar conscientemente sus propias reacciones van acompañadas por una sensibilidad extrema e hipersusceptibilidad ante todo lo que se les dice. Su deseo de afirmación va unido a un sentimiento interior de vulnerabilidad y fragilidad frente al que se quieren reafirmar. Ayudarles a entender sus reacciones y sus sentimientos en vez de entrar en el conflicto frontal contra ellos es clave para que sientan que el mundo adulto es un aliado y no la fuente de todos los males y de sus frustraciones

Terapia de Adultos

1/4
"La vida no vivida es una enfermedad de la que se puede morir

C.G. Jung

La terapia Individual: Un viaje al corazón de uno

 

La terapia individual es un tiempo y un espacio para acoger y escuchar las voces del dolor, el conflicto, la confusión y el desbordamiento emocional que suelen hacerse presente en momentos de crisis en nuestra evolución personal. 

El ideograma chino para la palabra crisis está compuesto de dos símbolos el de peligro y el de oportunidad. 

En el ámbito psíquico y emocional una crisis es una situación de peligro por cuanto la identidad que nos había servido con anterioridad para estar presentes en el mundo de una manera significativa y gratificante ya no resulta adecuada para el momento presente. Puede acontecer en relación con nuestra vida laboral, emocional de pareja o a un nivel más esencial en relación a nuestra identidad esencial ¿Quién soy yo? ... ¿La vida que estoy viviendo es realmente mía o no soy más que el resultado de complacer expectativas y aprobaciones sociales?... 

Pero la crisis es una oportunidad para acceder a un nivel más profundo de conocimiento de uno mismo y para poder acceder a un nivel de verdad personal más profundo aprendiendo a diferenciar las voces que hemos introyectado y hecho nuestras pero que no se corresponden con nuestro verdadero yo y nos alejan de una vida más autentica y gratificante puesto que nos han usurpado nuestros verdaderos deseos, sentimientos, sueños y realizaciones... 

La terapia es el espacio donde nos abrimos a escuchar las voces que nos habitan... las voces de la tristeza, desilusión, frustración, descorazonamiento, desgarro emocional o sufrimiento... Todos estos sentimientos, como portavoces de nuestra alma, nos obligan a poner pie en el suelo y desmontar de nuestra cabalgada inconsciente o alocada para poder escuchar a nuestro verdadero yo que ha quedado sepultado y amordazado bajo las voces de los otros. Todos estos sentimientos dolorosos nos expresan de manera inequívoca que la vida que estamos viviendo no nos satisface, que no estamos viviendo nuestra propia vida y por tanto que hemos de buscar nuestro propio camino... La tarea más valiosa que podemos realizar con el regalo de nuestra vida.

®

C/ Camarena 96. Bajo

28047, Madrid.

elcuidadodelalma@gmail.com

  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
  • Wix Google+ page

Psicología del Alma